La Rejilla Excluidora de reina ¿Usarla o no?

¿QUÉ ES?

Se trata de una rejilla, comúnmente plástica, fabricada de tal manera que por sus agujeros solo puedan pasar las obreras a través de ella, y no lo haga la reina. El principio de los excluidores se basa en el tamaño del abdomen de la reina, más grande que el de las obreras.

Se coloca entre la cámara de cría y el alza melaria, facilitando la posibilidad de sacar miel del alza sin presencia de cría, debido a que el reina no podrá acceder al alza para poner… pero evidentemente habrá que matizar sobre el tema, que es de lo que vamos a tratar.

Además nos permite utilizar para otros usos más técnicos, de los que podríamos destacar:

  • La incorporación de ésta para constituir futuros enjambres sobre la (RE), facilitando el manejo sin tener que verificar la presencia de la reina.
  • La producción de celdas reales por el sistema Doolittle.
  • Producción de Jalea real… etc.

Ya adelantamos, que nosotros, en líneas generales somos partidarios de no usarlo para la producción de miel. Sin embargo, hay manejos que requieren de uso, en especial aquellas explotaciones industrializadas con un número grandísimo de colmenas, que no pueden detenerse a realizar un manejo específico de cambio de cuadros… más adelante lo explica Hugo en detalle.

La finalidad es conocer todos sus “pros” y “contras”. Para ello Hugo N., nos comenta su visión propia sobre el uso y manejo de dicho utensilio. No obstante, con esto solo pretendemos dar un argumento sobre el uso o no uso del excluidor en determinada situación, pero recomendamos encarecidamente que cada cuál pruebe y experimente para poder sacar sus propias conclusiones.

¿USARLA O NO? por Hugo Negrioli

La utilización de la RE básicamente está limitando la capacidad de puesta, minimizando el área de cría, y por consecuencia reduciendo el porcentaje poblacional.

Si consideramos que naturalmente por aportes de néctar y polen, reducen considerablemente el área de puesta (esto es muy común en primavera), imaginemos entonces acotando este espacio solo a la cámara.

Por aclarar algo… un cuadro de cría, de “palo a palo” como las denominamos vulgarmente, nos dará unas cinco a seis mil abejas aproximadamente. Esto no lo vemos en todos los cuadros y varía de acuerdo con los aportes existentes.

Podíamos gestionar esto con mucho conocimiento estableciendo un manejo más técnico y eficiente del nido, pero dada la característica de nuestra abeja y utilizando la RE estaremos provocando un estado de enjambrazón de forma prematura y como consecuencia una perdida considerable en abejas y producción.

Cuadro de cría de palo a palo

Además, por lo que venimos observando año tras año, los inconvenientes para mejorar el bienestar de nuestras abejas y como consecuencia de esto, el rendimiento de las colonias, creo que deberíamos pensar en potenciar la capacidad de puesta de las reinas, aumentando el área de cría, y es por ello por lo que la utilización de la rejilla excluidora no sería más que limitar la condición natural de la abeja.

Es indudable que una colonia con una cantidad considerables de individuos mejorara la productividad de nuestras explotaciones. Entonces… ¿por qué limitar a las reinas solo a una cámara de cría…?

Recordemos la regla de Farrar. No podemos darnos el lujo de repartir solo caja por el campo. Comencemos entonces a creer que debemos sacar la miel que otros no producen, por lo cual tendremos que llenar nuestras colmenas de abejas.

En nuestro país hay un gran número de colmenas, creo que algo saturado… esta no es una conjetura a la ligera y ciertamente tiene que ver con la competencia. Países con mucha más extensión que el nuestro léase EEUU, México y Argentina están con casi similar número de colmenas. Por esta razón debemos bregar por trabajar con otras metodologías productivas.

Retomando si debemos utilizar o dejar de utilizar la rejilla excluidora… muchos apicultores piensan que tener cría en el segundo cuerpo impide producir miel, pero lo cierto, es que a medida que avanza la temporada esta cría se convertirá en néctar obteniendo así mayores rendimientos.

También es cierto que muchas abejas naturalmente verticalizan el nido, pero esta es una cuestión de manejo… el ordenarlo y darle la dimensión correcta es tarea nuestra. Pensad que fue el hombre que introdujo las abejas a esta nueva “vivienda”, es por ello por lo que interpretar sus necesidades vitales es una cuestión de conocimiento y sentido común.

La apicultura mundial está relacionada con la colmena vertical, conocerla y darle su máxima expresión está en nuestras manos.

Para concluir, solo decir que podemos estar o no de acuerdo con lo expuesto, lo importarte es tener la posibilidad de matizar y generar debate, de este modo avanzaremos hacia una apicultura PROFESIONALIZADA.

Add Comment