Cómo cazar un enjambre de abejas

como cazar un enjambre

 Ha llegado la primavera. Y no lo sabemos por el anuncio de “El corte inglés”, sino porque ya están aquí el buen tiempo y las flores, consecuentemente estamos en época de enjambres.

 Y para ello, en el post de hoy, nuestro buen amigo Juan Sebastián, un apicultor curtido en mil batallas, nos hablará de algo que muchos de los que estáis empezando os preguntáis: cómo cazar un enjambre.

 Aunque antes de empezar, quiero hacer referencia a una serie de matices que debemos tener en cuenta:

 – Primeramente, debemos sacar nuestro lado más escéptico y preguntarnos ¿Porque ese enjambre ha llegado ahí? Una de las razones puede que sea que algún apicultor de la zona no haya podido controlar la enjambrazón y se le haya escapado (para colmo de sus males). Tenemos la oportunidad de atrapar un enjambre que nos esperará para que le demos una cálida acogida en nuestro colmenar.

 Pero no siempre es tan bonito, porque tal vez haya enjambrado por una infestación de Varroa. O peor aún, que la reina, por genética, tenga tendencia al enjambrazón. ¿Cómo lo sabríamos? Si llega el mes de Octubre y la colmena quiere enjambrar, ya no hará falta la prueba del algodón para demostrarlo. Esa reina deberemos reemplazarla: ganaremos una colmena y nos evitaremos  problemas…

– Por otra parte, la colmena es un mundo olores, y no hay nada que le guste más a la abeja que un cuadro de cera vieja estirado. Si podéis disponer de uno, sin duda utilizadlo.

 – Por último y de manera orientativa, podemos llegar a atribuir la edad de la reina a la altura en la que se encuentre el enjambre situado. Cuánto más bajo esté, en la mayoría de casos, más edad tendrá la reina. Y no nos engañemos, encontrarnos con un enjambre que lleva años instalado, a priori da muy buenas sensaciones ¿o es que no tiene mérito aguantar por “su propio pie” a todas las enfermedades e inclemencias que tiene que sufrir?

 Bueno, ¡al turrón! Dejo el paso a Juan:

Cuando nos referimos a cazar un enjambre no simplificamos a la “pelota” que cuelga de un techo, son muchas las técnicas y las posibles complicaciones las que alberga este fenómeno.

Como preámbulo, quisiera hacer un pequeño referente al enjambrazón y explicar a que se debe: Con la llegada del buen tiempo, la abeja aumenta su puesta preparando su batallón para recolectar néctar, llegando a estar en algunos casos todos los cuadros con cría. Nos encontramos con  ello una saturación de abeja en la colmena, impidiendo que se reparta homogéneamente la  feromona real. Ipso facto, las obreras comienzan a preparar celdas reales para una migración, generalmente a los bordes de los cuadros de cría en la parte inferior. Éste es un indicador del fenómeno, así como también la “barba” en la piquera.

Celdas de enjambrazón. (No confundir con las celdas de reemplazo o de emergencia)

Celdas de enjambrazón. (No confundir con las celdas de reemplazo o de emergencia)

Nos solemos encontrar con tres métodos de caza:

  • El primero y más común es el de la “pelota”, es cuando la abeja recién salió y queda suspendida en un árbol o en algún balcón a la espera del regreso de las rastreadoras para su viaje definitivo a un lugar más acogedor. Aquí simplemente nos colocamos debajo con un núcleo y nos aproximamos lo máximo a “pelota” y con un golpe seco y preciso lo invitamos a entrar en su nuevo hogar, cerramos la tapa y dejamos la piquera abierta en el suelo y la abeja resabiada entrará por si sola al anochecer, momento en el que debemos llevarlo a nuestro emplazamiento.
    atrapar enjambre salvaje
  • El segundo y el más cómodo son las trampas. Colocamos en el monte o cerca de NUESTROS colmenares (no seáis pájaros…) un núcleo con un cuadro de cera vieja, uno con polen, dos láminas y lo ponemos en la cruz de un árbol o encima de algún ribazo. Siempre podemos echar productos caza-enjambres para asegurarnos el éxito de la trampa. Aquí, como en la vida, la suerte jugará un factor importante.
    trampas caza enjambres
  • atrapar un enjambreEl tercero y el que más toca narices es cuando te llama la señora de la otra avenida y te dice que tiene un enjambre. Cuando vas, está dentro de la chimenea o en un agujero y lleva 4 años ahí.  Éste os aconsejo contar con la opinión de un albañil antes de coger mazo.En el caso de que hayamos accedido a la colonia lo que debemos hacer es ir separando los paneles de cera desechando los que no tienen cría, y estos los colocamos en un cuadro SIN CERA dándole un par de vueltas con un alambre sujetándolo al alambre de tensión, generalmente si hacemos un manejo pausado y adecuado la reina permanecerá en estas laminas, intercalamos cuadros con láminas para evitar que se peguen los cuadros, dejamos el núcleo a la espera que la reina se retire a su interior. Otra variante es cuando no podemos acceder a la colonia pero si a su entrada, entonces ahumamos intermitente por la entrada y esperamos a los intervalos a que la abeja salga, cuando detectamos la reina la introducimos en un porta reinas, y la colocamos dentro del núcleo, acto seguido tapamos la entrada del emplazamiento anterior, porque en caso de no hacerlo la mitad de la colonia volverá para cubrir la cría,y por ultimo si este método no funciona, cortamos la punta de una botella, le colocamos un globo cortado en el tapón permitiendo que la abeja salga pero no pueda volver a entrar dejando la cría sola y liberando al fin el emplazamiento.

      

           Continúa con la parte 2 -> CÓMO RECOGER ENJAMBRES II

22 Comments

  1. david abril 4, 2015
    • juan abril 9, 2015
      • david abril 11, 2015
        • Juan junio 12, 2015
  2. Nacho mayo 11, 2015
    • juan junio 12, 2015
  3. maria octubre 18, 2015
  4. joel octubre 21, 2015
  5. luis noviembre 14, 2015
    • Joshua Ivars noviembre 14, 2015
  6. Lili febrero 19, 2016
  7. Carlos Gonzalez marzo 31, 2016
  8. Eugenio mayo 3, 2016
  9. Pepe mayo 8, 2016
  10. Agustina octubre 5, 2016
    • jesus agosto 8, 2017
  11. Lucy matte octubre 12, 2016
  12. Javier ruiz octubre 25, 2016
    • Royer febrero 2, 2017
  13. comprar seo jang noviembre 6, 2017

Add Comment