Cómo introducir una reina fecundada. Protocolo de reemplazo.

Preámbulo

Dentro de nuestra actividad, una práctica carente o poco habitual, es la sustitución de abejas reinas.

Aproximadamente un 90% de las reinas comercializadas en nuestro país son de utilización exclusiva para la incorporación en nuevas familias (núcleos o enjambres).

¿Cuál es la razón por la cual no se realiza esta práctica?

En principio existe la creencia que la mejor reina es la que produce de la misma colmena. Esto no estaría mal, pensándolo desde un punto de vista de un aficionado. O por el hecho de contemplar su desarrollo en forma natural y dejando que la colmena siga con su reemplazo, marcado por la subsistencia de la especie.

Pero al hablar de explotaciones industriales o con manejos intensivos, debemos pensar, que el hecho de producir gran cantidad de abejas en la colonia, nos estamos anticipando a acortar su vida útil, agotando prematuramente la capacidad productiva de estas reinas y observando también, pérdidas tanto al principio primaveral como en forma tardía a fines del otoño.

Por otra parte, creo, que uno de los mayores inconvenientes a la hora de realizar estas prácticas, es la escasa información y el desconocimiento, tanto de cómo realizarlo, como también de mejorar la técnica y hacerla finalmente eficiente.

La importancia del recambio

Sabemos perfectamente que los enjambres o núcleos de esta temporada, destacarán o serán las mejores colmenas el próximo año, y esto no tiene más que una explicación fundamentada… una reina JOVEN.

El primer paso y creo el más importante, es asumir la necesidad de mantener nuestra explotación con material genético Nuevo y Seleccionado. Por consiguiente, establecer un programa de sustitución de abejas reinas es sin lugar a dudas la mejor herramienta para contrarrestar o mitigar problemas sanitarios y obtener mejores rindes con esta metodología de manejo.

Entonces, ¿Cuales serían estas pautas para marcar la diferencia de ser eficientes o morir en el intento? En primer lugar, debemos conocer la conducta de estos insectos y como es la relación entre la reina y su colonia.

Es sabido que la reina es la que mantiene la unión de la colmena, debido a la producción de feromona que segrega y va diseminando a través de su corte por toda la colonia. En este punto y siendo lógicos cada colmena tiene su olor, y su reina en producción, lo que dificultaría el simple hecho de querer incorporar otra madre y que éstas puedan ser aceptarla. También es muy difícil que las abejas puedan aceptar una reina nueva sin tener en cuenta su capacidad de puesta, además de otro factor que impedirán el reconocimiento de las abejas y su aprobación.

Procedimiento de introducción de una nueva reina fecundada

Eliminación de la reina vieja

Es entonces y por estos argumentos que comentamos anteriormente, que lo más sensato y eficiente será matar la reina de la colmena. Esta es toda una faena de tranquilidad y cuidado, pero adquiriendo práctica, será una rutina más, dentro de nuestra explotación.

Llegado este punto y no habiéndola podido localizar, lo mejor en estos casos es filtrar las abejas mediante una rejilla excluidora. Entonces quitamos los cuadros de la colmena, observamos que no esté en las paredes y procedemos en consecuencia, colándolas mediante la rejilla excluidora.

Una vez cogida, procedemos a matarla y dejarla en el fondo del suelo, dentro de la colmena. Esta técnica hace más evidente su desaparición ya que el cadáver está dentro de la colmena despertando así, el instinto de reemplazo.

Esperar e introducir la reina

Las cajas de introducción van provistas de candy, lo que permite la liberación lenta de la reina enjaulada.

De esta forma y pasadas 24 a 48 horas podremos introducir la caja con la nueva reina.

Transcurrido este tiempo lo que haremos es trabajar con suma delicadeza, tratando de alterar lo menos posible el normal funcionamiento de la colonia. Como todos sabemos esta abeja es bastante susceptible a manejos inapropiados, golpes malos tratos, etc.

Por ultimo y para concluir con esta tarea, algo de suma IMPORTANCIA:

No volver a revisar hasta por lo menos pasados 10 a 12 días de la introducción. Siendo el tiempo indispensable para que esta nueva reina, esté en armonía con el resto de la población y comience su puesta sin ninguna alteración producto de revisiones inoportunas. Este es uno de los procesos para la aceptación de las reinas fecundadas en colmenas de producción.

El tiempo de espera es crucial, para que la reina no sea apelotonada y eliminada.

Como observación, podemos, antes de colgar o introducir la caja con la nueva reina, ver el comportamiento de las abejas de la colonia hacia esta nueva reina. Debemos tener en cuenta la actitud de las abejas receptoras y ser observadores del tiempo (situación climática). Estar alerta de estas circunstancias harán viable este procedimiento.

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.