Tratar la varroa con ácido oxálico y glicerina

INTRODUCCIÓN

El ácido oxálico se disuelve bien hasta cierto punto en el agua, pero tiene una notable atracción por la glicerina. Esto hace que la glicerina sea un disolvente efectivo para el uso de ácido oxálico como tratamiento para la varroa en la colmena, especialmente porque su naturaleza aceitosa también le confiere una afinidad para la cutícula de la abeja (y ácaros).

De esto se dio cuenta un grupo argentino que comenzó a vender una nueva formulación llamada Aluen CAP. El producto fue probado por el investigador Matías Maggi, con resultados asombrosos: excelente control de los ácaros, sin efectos adversos sobre las abejas y sin residuos en la miel (además se considera un tratamiento “orgánico”). Casi demasiado bueno para ser verdad, el mundo estaba expectante por probarlo. En Argentina fue autorizado, pero ha habido muchas trabas a la importación del producto en la mayoría de países, por lo que a fecha de hoy es imposible encontrarlo en el mercado, salvo en la propia Argentina.

No obstante, han aparecido diferentes formulaciones para preparar este tipo de soluciones de manera casera, de las que destacamos la preparación en tiras de cartón (por Fernando Esteban, director de la revista Espacio Apícola) y también la aplicada en toallitas azules multiusos(por el científico estadounidense Randy Oliver). Ambas han sido probadas con buenos resultados.

Lo ventajoso de estas aplicaciones, es que se obtiene un método de liberación prolongada para el ácido oxálico en la colmena. Esto quiere decir, que al liberarse lentamente está matando de manera continua los ácaros durante más de un ciclo reproductivo ya que el tratamiento permanece activo más tiempo. Superando así la limitación de los métodos de aplicación de oxálico por goteo o vaporización, cuyo tratamiento debíamos repetir cada cuatro días para seguir el ciclo de reproducción de la varroa.

No obstante, también tiene otros inconvenientes:

La mano de obra involucrada. Teniendo en cuenta que hay que aplicar 4 tiras por caja, 8 tiras por colmena, si tuviéramos, por ejemplo, 1500 colmenas para tratar serían 12.000 tiras a preparar. Lo que supone una inversión en tiempo grande si contamos que hay que introducirlas una a una cada vez y después retirarlas una a una para desecharlas (llevando guantes de nitrilo en cada paso).

Peligroso manejo. Necesitamos lidiar con tiras de residuos corrosivos y peligrosos. Las tiras gastadas que retiramos de la colmena todavía contienen suficiente ácido, por tanto no deben ser tocadas directamente con las manos, ni arrojarlas a la parte trasera del vehículo o camión. Es importante tener presente medidas de seguridad siempre que se preparen y manipulen las soluciones.

APLICACIÓN Y TRATAMIENTOS

Nota: Estos tratamientos no son oficiales, ni están registrados. 

TOALLAS DE ÁCIDO OXÁLICO Y GLICERINA (por Randy Oliver)

Ingredientes y material necesario

La glicerina y el ácido oxálico lo podeis encontrar en La tienda del Apicultor. Las toallas azules de alimentación en cualquier establecimiento (recomendamos las originales de marca Scott)

Dosis

Por toalla enteraPor rollo de 55 toallas
Ácido oxálico12 g672 g
Glicerina13 ml728 ml (917 g)
Agua destilada10 ml 560 ml

Preparación paso a paso

  • Medir la glicerina alimentaria necesaria, y calentarla en una olla 60-70º midiendo con un termómetro para NO sobrepasarla (más temperatura puede provocar degradación del oxálico).
  • Añadir agua destilada (se puede precalentar en el microondas) y remover hasta que quede bien disuelta la solución. Se deberá utilizar una cuchara de acero inoxidable.
  • Añadir el ácido oxálico y removerlo en la glicerina caliente hasta que esté completamente disuelto (se puede recalentar, pero sin llegar a la ebullición).

  • Cortar el rollo de toallas Scott por la mitad con un cuchillo. Se aplicarán las dos mitades por colmena.
  • Precalentar en el microondas el rollo de toallas azules durante 1 minuto para permitir que absorba mejor.
  • Colocar la sartén encima de una palangana y depositar el medio de rollo de toallas sobre la disolución. Cuando haya empapado casi la mitad del rollo, le daremos la vuelta con unas pinzas y dejaremos que absorba la parte restante.
  • Una vez absorbido se guardan en una recipiente de plástico hermético o  en una bolsa zip para evitar que se evapore.
    Nota: Evitar almacenar durante días, se aconseja la aplicación inmediata para no peder efectividad.

 

Nota de seguridad: Muy importante trabajar con gafas de protección y manipular las toallas con guantes de nitrilo ya que la solución de ácido oxálico y glicerina se adhiere fácilmente a la piel y se puede transferir fácilmente a cualquier cosa que se toque. Por suerte, se lava fácilmente con agua tibia. El ácido oxálico puede neutralizarse fácilmente mediante bicarbonato de sodio disuelto en agua.

Una vez hechas las toallas se deberán utilizar inmediatamente, y no almacenarlas durante períodos prolongados de tiempo.

Aplicación

La dosis es de una toalla por colmena. Como las hemos cortado en dos, se colocaran DOS medias toallas por colmena.  La podemos colocar colgando sobre el cuadro de cría envolviéndolo, pero la mejor manera es poniéndolas de manera horizontal encima de los cuadros.

Otra cosa que hemos aprendido es que para mejorar la eficacia, las abejas deben tener acceso a la parte superior e inferior de las toallas. De esta manera se estimularla para que mastiquen y roan mejor las toallas (y así distribuir mejor el ácido oxálico). No funciona igual de bien si simplemente se colocan simplemente sobre los cuadros (debajo de la tapa).  Por tanto, la mejor posición parece estar entre dos cámaras de cría.

Apicultor en California aplicando las dos medias toallas de oxálico.

Tal y como esperaba Randy Oliver en el ensayo, las abejas eliminaron la mayoría de las toallas en un mes, con algún grado de propolización. Los residuos restantes se pueden raspar con la espátula (limpiarla posteriormente) y desprenderlos en el mismo suelo (ya que es biodegradable).

 

A diferencia de las tiras de cartón, no evitan la toalla. Crían debajo de la bayeta. Esto fuerza el frotamiento de las abejas contra la bayeta, lo que resulta una buena exposición. Aunque en el ensayo de Randy Oliver, las abejas royeron la parte superior donde apoyaba y cayó al fondo de la colmena quedando intacta, y por tanto ineficaz.

 

Las abejas, despedazan las bayetas arrastrándolas por el nido de cría (tardan aproximadamente un mes en roerla) lo que ayuda a distribuir la solución de oxálico entre el cuerpo de las abejas y así es como actua.

TIRAS DE CARTÓN DE OXÁLICO Y GLICERINA

Ingredientes y material necesario

  1. Tablillas de cartón de 1,5 a 2 mm espesor y con unas medidas aproximadas de 3 cm de ancho x 38 cm de largo (Disponibles en La tienda del apicultor).
  2. Termómetro (+150°C)
  3. Olla con capacidad para tres litros
  4. Recipiente resistente al calor donde quepan las tablillas proporcionales a la solución preparada.
  5. Malla para escurrir las tablillas sobre el recipiente plástico para recuperar solución excedente.
  6. Bolsas de plástico con cierre hermético tipo Zip o similar para guardar las tablillas selladas.

Preparación

Estos pasos para 80 tablillas. Para menor o mayor cantidad de tablillas, se deberá simplemente calcular la proporción correspondiente. Pasos:

  • Calentar 1 kg de Glicerina hasta 65°C (se ve que se pone traslúcida/cristalina). Medir con termómetro.
  • Añadir 600 gramos de ácido oxálico removiendo la mezcla (la temperatura debería bajar a cerca de 30°C a 40°C y la solución se debería poner opaca).
  • Seguir calentando y removiendo hasta que la temperatura vuelva a los 65°C  y la solución vuelva a ponerse cristalina. Intentar no sobrepasar mucho la temperatura porque el producto se degrada y el vapor generado es ácido fórmico (peligroso para nuestros pulmones y ojos).
  • Sacar del fuego la solución y remojar las 80 tablillas en recipiente. Dejarlas remojando durante un dia para que impregnen bien (retirar antes de que el cartón se ponga blando y deshaga).
  • Una vez empapadas, se deben retirar del recipiente y dejarlas escurrir durante 24 horas (lo importante es que no chorreen, ni estén mojadas por fuera).
  • Una vez escurridas las tablillas, guardar en bolsas con cierre tipo zip o similares hasta el momento de su uso.

Aplicación

Se deben poner 4 tablillas por colmena bien distribuidas en la cámara de cría. La tablilla se dobla por la mitad y se cuelga en los cabezales de los cuadros “envolviendo/rodeando” el pollo de cría. Se debe repetir a los 15 días ya que sólo mata a las varroas foréticas.

Si las abejas no roen ni despedazan la tira, el tratamiento no es efectivo. A veces evitan la tira, tal y como vemos en la foto, y eso es un problema.

CONCLUSIÓN

Después de los ensayos, podemos concluir que el oxálico aplicado tanto en tiras como en toalla es efectivo:

Resultados después de las pruebas realizadas por Randy Oliver. Publicadas en la revista American Bee Journal.

Aunque todavía se sigue experimentado con diferentes dosis, materiales y aplicaciones, el principal problema es que este tipo de tratamientos no están autorizados como oficiales para su aplicación, por lo tanto quedan como una opción para controlar la varroa a modo personal/particular.

Hay que tener en cuenta que cualquier población de ácaros Varroa tiene el potencial de ser resistente a los insecticidas. El desarrollo de la resistencia va en relación a la frecuencia de aplicación y dosis. La dependencia continua a una sola clase de acaricidas con el mismo modo de acción seleccionará a individuos resistentes que pueden dominar en las generaciones siguientes. Por tanto para evitar la resistencia: se debe rotar el uso de acaricidas y formas de aplicación.

Todas las indicaciones apuntan a que tanto el método oxálico/glicerina en tiras como el de aplicación con toalla, a pesar de contener cantidades grandes de ácido, no son dañinos para la colmena. De hecho, incluso las abejas prosperan en un medio ambiente ligeramente acidificado. Pero si los apicultores dejan las tiras oxálicas en sus colmenas 365 días al año, o incluso dependen de él como su único tratamiento, sin rotación de otros métodos, aplicarán una fuerte presión selectiva sobre los ácaros que terminarán siendo resistentes al oxálico, afectando al propio apicultor y al resto. Porque recuerda: Varroa implica mucha RESPONSABILIDAD porque no es el problema de uno o de unos cuantos apicultores, es problema de TODOS.

BIBLIOGRAFÍA

Artículo “Beyond Taktic”, por Randy Oliver en American Bee Journal (Enero 2017).

Artículo de la aplicación en tiras, por Fernando Luis Esteban en la revista Espacio Apícola.

Opiniones del apicultor chileno Juanse Barrios en la aplicación de oxálico en tiras.

7 Comments

  1. Venancio diciembre 16, 2017
  2. camatte enero 3, 2018
  3. camatte enero 3, 2018
  4. camatte enero 3, 2018
  5. Paola Box agosto 12, 2018
  6. Cristina agosto 29, 2018
    • Joshua Ivars Joshua Ivars septiembre 8, 2018

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.